miércoles, 27 de septiembre de 2017

Heme aquí

Las preguntas se frenan, tiempo después de que dejaste de ignorar inconscientemente el todo. Que increíble fue estar años aquí sin saberlo viviendo en un tipo de sueño. El hermano despertó temprano, su padre le enseñó a leer y conoció su ser, tu fuiste a las tierras desérticas y sin saberlo te supiste  aquí, no lo podías creer, ese día te volviste serpiente, lagartija, halcón,  te volviste cactus y amanecer, también atardecer y casualmente  cometa #Halebopp de 1997. Fuiste afortunado, te supiste aquí y sin que nadie te lo dijera, te hiciste uno con todo, sembraste, cosechaste, con ello probaste un fruto limpio y garantizado, tu lo cuidaste con agua de las montañas. No te reflejaste sólo en lo que te gustaba, también en lo que no, fuiste rey, mendigo, caminante, esa energía que tomaste sale en tus cantos y en tu ritmo con la guitarra o con el tambor o con las piedras. Siempre encontraste la forma.
Hoy aquí estás frente al río sereno, apenas viene el sol, ahí está tu luz de madrugada y ese amor tan anhelado que ahora mora en tus entrañas.
Es tu tiempo, ve pues amigo mío, en tu sincronía con el todo.